Costumbre Y tradiciones

008.png 

Los habitantes de la parroquia rural de Canoa  son en su mayoría católicos. De allí que la mayoría de sus tradiciones giran en torno a las festividades religiosas y al fervor de las devociones y creencias.

Las manifestaciones religiosas se realizan en honor a los Santos de mayor devoción, celebrada en el Templo de la parroquia, y la religiosidad popular es expresado por los devotos mediante velorios.

 

 

Por otro lado es común al visitar un hogar de esta localidad observar en un rincón de la casa, generalmente en la sala, un pequeño altar con algunos santos de devoción familiar a los cuales cada noche se les enciende una vela como signo de acción de gracias por los favores recibidos.

Mientras las tradiciones  más evidentes son: juegos como los de gallos enterrados, caña encebada, cintas en caballos o en bicicletas; los chigualos y amor finos que reviven la alegría cada navidad.

009.png

Los versos y amor finos, que surgen de la cultura popular y se han mantenido en forma oral, son apenas dos de las tantas manifestaciones culturales que se mantienen.

Entre las fiestas que se celebran están la de Semana Santa, Fiesta de Carnaval, San Pedro y San Pablo, San Ignacio y Santa Rosa. La vestimenta tradicional de los habitantes de la Parroquia  Canoa    es Montubia; camisas, botas o zapatos de caucho, pantalones largos acompañados de sombreros. La mujer de  la Parroquia  rural de Canoa    viste con faldas largas, algunas con pantalones y blusas holgadas.

010.png

 


MEDICINA

La población de Canoa, ante la escasa atención médica, opta por los servicios de otros agentes médicos populares, que consiste en procesos curativos,  es el ceremonial de orden mágico religioso, que consiste en oraciones, secretos y ritos específicos que permiten eliminar los espíritus, maleficios e influencias externas o sobrenaturales, a fin de restablecer el equilibrio tanto en el ámbito individual  como en la comunidad. La invocación a los santos, rasgo de la religiosidad popular, se hace evidente en este tipo de procedimiento, en el cual el agente médico hace las veces de mediador de la “fuerza divina” para lograr el restablecimiento de la salud.

011.png

012.png

 

La población  es la preparación de montes, infusiones o tomas con hierbas medicinales, sustentada en un principio térmico que involucra la dualidad fresco – cálido. 

Este principio define el efecto que las sustancias producen cuando ingresan o se aplican al cuerpo humano: es decir, si el organismo padece de situaciones de enfriamiento como gripe, escalofrío, reumatismo, etc. el agente empleará plantas medicinales calificadas como “calientes”, caso contrario, para las enfermedades cálidas como temperatura o inflamación, utilizará  plantas “frescas”.

En  Canoa    y otras comunidades,  son asiduos  clientes  de los agentes de la medicina popular, cuya presencia, fruto de los aportes de culturas indígenas y otras. 

Pese a que sus prácticas son cuestionadas por representantes de la Iglesia católica o de la medicina occidental, éstas todavía perviven debido, sobre todo, a que abarcan un ámbito que la medicina occidental no puede cubrir: el tratamiento de enfermedades originadas por factores sobrenaturales.

La medicina popular  en la parroquia rural de  Canoa,  tomando como la descripción de los agentes de salud, y de varias enfermedades por ellos tratadas y las prácticas empleadas para su curación  se establece  en: curanderos en general, parteras o comadronas, y  sobadores 

Mientras las enfermedades  que predominan en la medicina popular  tenemos: mal de ojo, susto, y brujería

013.png

video.jpg

tour-virtual.jpg

ubicacion.jpg